El valor de las palabras

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Montse ¿por qué eres tan quisquillosa con la forma de hablar?
– ¿Quisquillosa? A mí me gusta más meticulosa.
– Vale.
– ¿Con la forma de hablar? No creo que sea exactamente con la forma de hablar sino más bien con las palabras. Con el valor y el significado que tienen o se le dan.
– ¿Las palabras?
– Sí.
– No lo termino de entender ¿qué más da decir las cosas de una manera determinada que de otra?
– En primer lugar las palabras tienen una vibración específica y esto les da mucha fuerza, quien entiende de música, cosa que yo no, lo entiende rápidamente.
– ¿Qué quieres decir con que las palabras tienen vibración?
– Resumiendo, las palabras no son más que letras unidas que emiten sonidos. Son sonidos entrelazados, como una melodía ¿sí?
– ¿Sí? No me lo había planteado. Qué bonito.
– En segundo lugar hay palabras que tienen connotaciones…
– Connotaciones –me interrumpe-
– Si, y estas pueden ser negativas o positivas, agradables o desagradables, aceptadas o inapropiadas… y esto depende también de cada persona o contexto.
– Luego también se suelen dar diferentes valores.
– ¿Cómo qué diferentes valores?
– Te lo explicare con un ejemplo utilizando una palabra que has utilizado tú hoy ¿vale?
– Sí.
– Al empezar la sesión me has llamado quisquillosa, ¿verdad?
– Sí, pero no quería ofenderte…
– ¡Jajaja! Ya lo sé, tranquila no me has ofendido. Aprovecho para hacer una reflexión, quiero que veas la diferencia entre: decir que yo puedo ser quisquillosa en una situación específica o dentro de un contexto o ser quisquillosa en general. Es muy diferente ¿no?
– …-Silencio-
– Yo te acabo de decir, al empezar la sesión me has llamado quisquillosa, y tú rápidamente has dado por buena mi afirmación, cuando en realidad lo que tú me has dicho es, Montse ¿por qué eres tan quisquillosa con la forma de hablar?
– ¡Ostras!
– ¿Ves cómo no es lo mismo?
– ¡Es cierto!
– Volvamos con el valor o connotación que se le da a las palabras. ¿Qué valor o connotación le estas dando tú a la palabra quisquillosa cuándo rápidamente me aclaras que no querías ofenderme?
– Supongo que negativo.
– y ¿ser quisquilloso es algo negativo?
– Depende… la verdad no tiene por qué.
– Lo ves. Las palabras construyen la realidad. Y la realidad cambia según las palabras.

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

By | 2017-03-02T12:09:47+00:00 julio 12, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X