Quiero una pareja normal I

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– ¿Montse qué hago mal?
– ¿Referente a…?
– Sobretodo con los hombres.
– ¿A qué te refieres? Concretame algo más.
– Ya he pasado de los 40 y todas mis relaciones han sido un desastre.
– ¿Todas?
– Sí, mal que me pese y siendo sincera conmigo, sí.
– De acuerdo, ¿qué te hace pensar qué todo lo haces mal?
– Porque no consigo lo que quiero, por eso.
– Perfecto y ¿qué es lo que quieres?
– ¡Lo que todo el mundo!
– ¡¿Lo que todo el mundo?!
– Sí, una relación normal.
– Que interesante, ¿tú creés que todo el mundo quiere lo mismo?
– Ya me entiendes es una forma de hablar.
– Lo se, pero justamente esa forma de hablar esta creando el primer “problema.”
– … -silencio-
– Con tu forma de hablar estas creando unas expectativas más difíciles de alcanzar. Te lo mostrare, cierra los ojos e imagina que todo el mundo tiene una relación normal, ¿si?
– Sí.
– Pero cuando digo “todo el mundo”, quiero decir exactamente eso, quiero que te imagines que puedes volar y que vuelas por “todo el mundo” y que mires donde mires solo ves parejas “normales”.
– Ok.
– Perfecto, ahora quiero que tomes consciencia de que la única persona que no tiene una relación “normal” eres tú. Solo tú ¿si?
– Sí. -las facciones de su rostro cambian rápidamente, se le marcan arrugas en la frente, apretá los los ojos, le cambia el tono de la piel del rostro-
– ¿Cómo te sientes?
– ¡Fatal! Muy mal, es muy angustioso.
– De acuerdo, ahora quiero que mientras sigues volando sobre “todo el mundo”, viendo parejas “normales” te plantees ¿Por qué creés que eres la única persona qué no tiene una relación normal?
– Porque soy un desastre, no soy ninguna modelo, soy mayor y todo lo que hago lo estropeo.
– Luego volveremos a esto, bien ahora quiero que habrás los ojos. Estaba pensando ¿qué querías ser de mayor cuando ibas al colegio? -mi intención es hacer que se desvincule de la emoción anterior, simplemente estoy distrayendola-.
– ¿De pequeña? jajaja quería ser veterinaria, ¿te lo imaginas?
– No me digas, veterinaria, jajaja -ya ha desconectado-
– Que interesante, ahora vuelve a cerrar los ojos y vuelve a volar sobre “todo el mundo”, pero ahora quiero que te fijes un pocos más. ¿Si? Fijate más, hasta que puedas ver que hay parejas que tienen una relación perfecta, otras que tienen una relacione “normal”, otras tienen relaciones malas o mejorables, que hay personas que están solas que no tiene relaciones y otras a las que les gustaría dejar de tener relaciones…
– Ok. -su rostro va recuperando su estado inicial, empiezan a desaparecer las arrugas de su frente, el tono de la piel, los ojos se relajan, y empieza a aparecer una sonrisa-.
– ¿Qué tal? ¿Cómo te sientes?
– Tranquila.
– ¿Tranquila?
– Sí, que raro, estoy bien, tranquila es como si me hubiese quitado un peso de encima.
– ¿Por qué creés que ahora te sientes así?
– Ok ¡ya lo e entendido! la forma de hablar, no es solo una forma de hablar. ¿no?
– Correcto, esa forma de hablar hace que nuestras emociones y pensamientos sean distintos.
– ¡Es increíble, nunca lo hubiera dicho!
– ¿En cuál de las dos visualizaciones te sientes con más energía para encontrar una solución?
– Esta clarísimo, en la segunda.
-¿Sabrías decirme por qué?
– En la primera soy un bicho raro, soy la única que no tiene pareja, eso hace que sea muy difícil. En cambio en la segunda, no estoy sola hay más personas como yo, por lo que ya no soy un bicho raro.
– ¿Eso te hace sentir mejor?
– Sí.
– Perfecto, por hoy lo dejamos aquí, quiero que durante esta semana te fijes en como hablas.

Continuará…

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

By | 2017-03-02T12:09:28+00:00 Enero 23, 2014|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X