Amigas jugando con fuego

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Estoy muy enfadada -dice mirándome fijamente- Me da igual lo que digas.
– Está bien, ¿me puedes explicar por qué estás tan enfadada?
– No puedes confiar en nadie ¡parece mentira!, podría haber sido cualquier otra persona pero ha tenido que ser justamente ella -añade sin responder a mi pregunta-. De hecho, esto es bastante habitual, muchas veces hablamos como si la persona que tenemos delante supiese de lo que estamos hablando y, a menudo, no es así.
– Sí, ya veo que estás muy enfadada e indignada, pero… ¿podrías ponerme en situación por favor?
– ¡Ah!, sí claro, que no sabes…. -al final despierta de su indignación y se da cuenta que no me ha puesto al corriente de lo que la preocupa- ¿Por dónde empiezo? -se queda pensativa, coge aire e intenta ordenar sus ideas. Parece que esto la tranquiliza- Pues bien, resulta que empecé a chatear con un hombre en uno de esos portales para hacer amistades. -Se queda de nuevo en silencio y finalmente añade- y enseguida congeniamos, es muy educado, inteligente, agradable…
– ¿Y? -pregunto al ver que la lista de adjetivos no iba a tener fin-.
– Y… ya sabes lo que pasa en estos portales ¿no?
– Pues no, la verdad ¿Qué pasa en estos portales?
– Que hablan con más de una a la vez.
– ¿Y eso es malo? ¿No me habías dicho que era un portal para hacer nuevas amistades? Se supone que hay que hablar con mucha gente ¿no? -insinúo con aire inocente-.
– ¡Ostras Montse!, ¡Hay que explicártelo todo! -reacciona ella rápidamente- A mi este hombre me gusta y si está chateando conmigo no quiero que chatee con nadie más.
– Ok, a ver si lo he entendido bien. Resulta que te apuntas a un portal para conocer a gente nueva, encuentras a un hombre que te gusta y que, según tú, congeniáis a la perfección, ¿es eso?
– Sí, exacto.
– Pero además a ti te molesta que él siga chateando con otras mujeres, ¿es eso?
– Sí.
– Muy bien, entonces dime qué has hecho al respecto.
– Pues ahí viene todo el cabreo. Le pedí a mi mejor amiga que empezara a chatear con él para ver cómo reaccionaba.
– ¿Perdón? -la interrumpo- ¡¿Le pediste a tu amiga que hablara, o que coqueteara con el hombre que a ti te gusta?!
– Sí, bueno…
– ¿Qué pretendías exactamente? -la miro con cara de extrañeza-.
– Comprobar si me era fiel o no. ¿A ti que te parece?‒ responde con absoluta obviedad.
– ¿Fiel? Creo que me he perdido algo. ¿Este hombre y tú habéis hecho algo más que chatear?
– No.
– Entonces, ¿por qué estamos hablando de fidelidad? Y, si lo hacemos, ¿de qué tipo de fidelidad? Necesito que me lo expliques para poder situarme.
– Montse, vamos a ver: si a mí me gusta, si yo le gusto a él y si nos tiramos horas chateando… vamos, se supone que estamos juntos ¿no? que hay una relación. Vaya, me parece bastante evidente.
– Mmm… ya veo, ¿no crees que haya muchas suposiciones en lo que me dices? Por un lado supones que a él le gustas, ¿te lo ha dicho? Por otro lado supones que es una relación, es decir, que estáis juntos. Pero todavía no os habéis visto y, ni tan siquiera, habéis hablado por teléfono. ¿En algún momento él te ha dicho que sois pareja?
– Hombre si lo dices así… La verdad… -se queda pensativa- no… no lo recuerdo, pero hay cosas que no hace falta que te las digan. Se saben.
– Ya veo. Y si yo te pregunto ¿cómo se sabe? -se queda en silencio y me mira con cara inquisitiva, parece que no le gusta mucho lo que le estoy diciendo- ¿No querrás decir más bien que se pueden deducir, interpretar, sacar conjeturas, dar por hecho…?
– Mmm… ¿qué me quieres decir?
– ¿No lo sé, que estás interpretando tú?
– Quieres decir que me he vuelto a montar una película, que he sacado las cosas de contexto, y que he vuelto a imaginarme lo que no es.
– ¿Es así? -le pregunto mirándola a los ojos-.
– Ya me entiendes.
– No, explícate un poquito más.
– Vale ya te pillo. He de dejar de dar las cosas por sentadas ¿no? -dice mirándome con aire de derrota-.

Continuara…

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

Entradas relacionadas:

By | 2017-03-02T12:09:51+00:00 Mayo 27, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X