Armas de mujer, si creo en mí, puedo.

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Montse, no tengo estudios superiores. Bueno ni superiores ni de ningún tipo, no termine la básica -baja la cara con cierta vergüenza-.
– Y ¿qué me quieres decir con ello?
– Está claro ¿no?
– No, ¿te puedes explicar?
– No puedo aspirar a nada, mis padres tenían razón cuando me decían que si no estudiaba no llegaría a ser nada en la vida, y yo no quise hacerles caso. ¡Cómo me arrepiento!
– Las cosas no son siempre blanco o negro. Desde luego que las cosas parecen y digo parecen más fáciles si te avalan unos estudios universitarios, evidentemente a la hora de ser seleccionada eso va a sumar puntos.
– Ves lo que yo te decía, no puedo aspirar a nada más. -dice con resignación-.
– Yo no he dicho eso.
– ¿…?
– Yo solo digo que en parte tus padres tenían razón, pero eso no es importante ahora.
– ¡¿Qué no es importante?!
– Es lo importante que tú quieras que sea. Dime que pretendes ser o que te gustaría ser de ahora en adelante.
– ¿De ahora en adelante?
– Exacto, el pasado, pasado esta y no vale de nada quejarse por lo que pudiste y no quisiste hacer, ¿estás de acuerdo?
– ¿Sí? bien ¿entonces qué quieres para tu presente y futuro?
– Quiero un trabajo más digno, aunque no tenga estudios soy muy lista, y rápida, aprendo muy rápido. Y sé que puedo hacer mucho más de lo que hago.
– Perfecto esa es la actitud.
– Ya, pero por mucho que crea en mi, es imposible que me den una oportunidad.
– Entonces no esperes a que te la den.
– ¿…?
– Cógela.
– ¿Te acuerdas de la película Armas de mujer, con Harrison Ford, Sigourney Weaver y Melanie Griffith?
– Es de hace tiempo ¿no?

Otra gran película, sí, quizás un poco antigua, pero no por eso deja de ser una gran película, además de contar con un excepcional reparto. En esta historia Tess (Melanie Griffith), la protagonista es una joven neoyorquina de origen humilde, rodeada de amigos que creen que no tienen ninguna posibilidad de triunfar ni de poder salir del barrio donde nacieron, pero ella no quiere tirar la toalla, no se da por vencida, ella sabe que vale mucho más, y hace lo que no hizo cuando era más joven, prepararse. Y gracias a su perseverancia y a su autoestima, logra llegar a lo más alto.

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles

By | 2017-03-02T12:09:50+00:00 junio 6, 2013|Blog, En la consulta|1 Comment

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

One Comment

  1. Gemma Calderón de la Barca 6 junio, 2013 at 13:06 - Reply

    Me ha encantado Montse!! 😉

Leave A Comment

X