Érase una vez, ¿por qué chillamos cuando estamos enfadados?

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Montse, no sé cómo empezó, solo sé que termino fatal.
– ¿Te puedes explicar?
– Si, perdona, se trata de mi pareja. Estábamos bien y no sé qué dije o que dijo el, la cuestión es que empezamos a decir cosas que no quiero ni repetir ni recordar y el volumen fue subiendo, subiendo hasta que la verdad se nos podía haber escuchado perfectamente desde dos manzanas.
– … -Silencio-
– Y ahora estamos enfadados, distanciados, no sé qué hacer.
– ¿Cuánto hace de esto?
– La semana pasada.
– ¿Y os a veis visto, llamado o algo durante estos días?
– Lo he intentado, pero cuando me coge el teléfono, esta…
– ¿Esta…?
– Muy estúpido, y la verdad se me quitan las ganas.
– ¿Y él ha intentado hablar contigo?
– Sí, pero yo tampoco quiero dar mi brazo a torcer. Siempre soy yo la que afloja y no quiero.
– Me suena a pataleta.
– Sí, quizás sí.
– Entonces por que estas aquí, ¿en qué te puedo ayudar?

– Te voy a contar un cuento:

En un país lejano, hace mucho tiempo, estaba un maestro sentado junto a sus discípulos, y este, tras la meditación del día les formulo una pregunta ¿Por qué las personas se gritan cuando están enojadas? Los discípulos se miraron unos a otros buscando la respuesta que pudiera satisfacer al maestro. El primero dijo “señor, porque están enfadados”, “porque pierden la calma” dijo otro. El maestro no parecía complacido. ¿Pero porque gritar cuando la otra persona está a tu lado? ¿No es posible hablar en voz baja cuando estás enojado, enfadado, o pierdes la calma? ¿Y porque hay que gritarle a la otra persona cuando estás enojado? El maestro no podía dejar de plantear preguntas de las cuales los alumnos no tenían respuesta.

Al cabo de un rato el maestro dio una explicación. Cuando las personas están enojadas y discuten sus corazones se alejan. Para cubrir esta distancia tienen que gritar para poder escucharse. Cuanto más enojados estén más lejos estarán sus corazones y más tendrán que chillar. Los alumnos se miraron, y aprobaron complacidos la gran sabiduría del maestro. Este volvió a preguntar. – ¿Que sucede cuando dos personas se enamoran? Los alumnos se miraron, pero esta vez ninguno quiso contestar, esperaron a que el maestro los iluminara.- No se gritan, se hablan suavemente- ¿por qué? porque sus corazones están cerca, casi no hay distancia.

Los alumnos lo escuchaban absortos y el maestro continúo. –cuando se enamoran más aun ¿qué sucede? Los enamorados no hablan solo susurran, porque sus corazones se tocan. Finalmente no necesitan siquiera susurrarse, sólo se miran y con eso es suficiente.

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

By | 2017-03-02T12:09:46+00:00 agosto 2, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X