Me quiero divorciar

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– ¿En qué te puedo ayudar?
– Quiero dejar a mi marido y no se cómo hacerlo.
– Cuando dices dejar a tu marido, te estás refiriendo a…
– Quiero el divorcio.
– Entiendo y el problema ¿es…?
– Qué no se cómo hacerlo.
– ¿No sabes cómo…?
– Llevo tiempo dándole vueltas y lo tengo claro pero a la hora de hablar con él…¡no puedo!
– Si lo he entendido bien, quieres el divorcio, pero no sabes como decírselo a él.
– Sí.
– ¿Cuánto tiempo llevas así?
– Bastante.
– ¿Una semana, un mes, un año?
– Mmm… yo diría que tome la decisión hace unos tres años.
– ¿Unos tres años?
– Sí.
– ¿Qué paso hace tres años para que tomaras esta decisión?
– ¿Es importante?
– Quiero que tengas claros los motivos que te hicieron tomar una decisión tan importante y que llevas tres años arrastrando sin hacer nada al respecto.
– … -Se queda pensativa, después de unos minutos- Montse, tengo motivos más que de sobras para haber tomado la decisión.
– Solo quería que esto lo tuvieras claro, no hace falta que me des los detalles…
– Montse…-toma aire antes de contestar- ¿tú que harías si te encontraras a tu marido en la cama con otro hombre? -rompe a llorar-
– ¿Lo habéis hablado?
– No, él no sabe que yo lo vi.
– ¿Lo has podido hablar con alguien? ¿Una amiga, un familiar o  un psicólogo?
– No, ¿cómo quieres que explique esto? ¡que vergüenza!
– ¿Llevas tres años soportandolo esto tú sola?
– No he tenido más remedio, tengo tres hijos.
– Una vez que ya has tomado la decisión ¿qué te impide decírselo?
– No lo se, empiezo poniéndome nerviosa, a sudar y cuando llega y le digo que quiero hablar con él, me abraza, me da un beso y me dice que enseguida, pero antes tiene que hacer una llamada, o revisar un mail o encontrar no se que documento… y así día tras día. ¡Pero ya no puedo más!
– … -Silencio-
– Solo pienso en mis hijos, en que dirán los amigos, la familia, los vecinos, que vergüenza, que bochorno, ¿por que me ha tenido que pasar a mi?
– … -Silencio-
– Y por si fuera poco, él como si no pásase nada. Es el padre, marido, hijo, hermano y amigo perfecto.
– Nadie entenderá nada, y yo seré la mala.
– ¿Eso es lo que realmente te preocupa?

Continuará…

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

Entradas relacionadas:

By | 2014-03-26T12:19:27+00:00 septiembre 23, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X