Problemas familiares, tolerancia

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Montse, tengo muchos problemas con mis padres, a pesar de ser muy tolerante con ellos, necesito saber qué debo hacer para que no me afecte de esta manera.
– ¿De qué manera te afectan?
– A pesar de tener una edad, vivo con ellos, y esto no es nada fácil.
– Entiendo, pero no has contestado a mi pregunta.
– No me respetan, creen que soy una niña, tengo que dar explicaciones por todo. Solo por ser soltera y por vivir con ellos, ¡se me hace cada vez más insoportable!
– ¿Si vivieras sola, esto mejoraría?
– Quizás, pero por ahora no es posible y tampoco creo que sea la solución.
– ¿Y cuál crees qué podría ser la solución?
– La verdad no lo sé, solo sé que aunque soy muy tolerante, no consigo que deje de afectarme.
– No dejas de nombrar que eres muy tolerante y… no se trata de ser o no tolerante.
– … -Silencio-
– Sigues sin responder a mi pregunta, ¿de qué manera te afecta?
– Ya te he dicho…
– Me has dado una descripción de lo que hacen pero no me has dicho cómo esto te afecta.
– Vale… no me siento respetada, me irrita, me duele, me desespera…
– ¿Te duele? ¿El dolor es como el dolor de una muela? ¿cómo el dolor de un puñetazo?
– No, es más bien… tristeza.
– Así mejor. Gracias.
– ¿Y te desespera?
– Es… no se cómo decirlo, me da mucha rabia.
– Rabia, perfecto.
– ¿Entonces no te sientes respetada? ¿Qué es para ti qué te respeten?
– Que me dejen hacer lo que yo quiero, que no se metan en mis cosas…
– Ya veo. Entonces, a ver si lo he entendido, no te sientes respetada porque no te dejan hacer lo que quieres y porque se meten en tus cosas. Esto te irrita, te entristece y te da rabia. ¿es así?
– Sí.
– Bien, dices que eres muy tolerante.
– Sí.
– ¿Qué has conseguido siendo tolerante?
– Por lo visto muy poco o nada.
– ¿Cómo lo sabes?
– Porque siguen tratándome igual.
– Defíneme por favor qué es para ti ser tolerante.
– Ser tolerante, pues… aceptar todo lo que los demás dicen o hacen.
– Entiendo entonces que aceptas “todo” lo que tu familia te dice o te hace.
– ¿Mmm…?
– … -Silencio-
– ¡Ostras! Dicho así…no, no todo, la verdad.
– Bien, ¿no todo?
– ¡No, claro!
– ¿En qué crees qué no eres del todo tolerante con ellos?
– No hago todo lo que me piden, me meto con ellos en cómo hacen las cosas. No les doy explicaciones.
– Entonces ¿podríamos decir que no eres “del todo” tolerante?
– Sí, la verdad yo creía que lo estaba siendo, pero ya veo que no.
– ¿Qué pasaría si ellos fuesen más tolerantes contigo?
– ¡Me encantaría!

Continuará…

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

Entradas relacionadas:

By | 2017-03-02T12:09:33+00:00 noviembre 13, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X