Fuera de la consulta

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

Nos invitan a mi marido y a mi, a pasar cinco días en Ibiza en compañía de un grupo de gente nueva, pinta divertido.
Durante el transcurso de la primera cena se desata la tormenta ¿habrá luna llena?

Empezare por el principio. Por la mañana, a medida que vamos llegando, se hacen las oportunas presentaciones, somos un grupo grande.

Volvamos a la hora de la cena, todo transcurre de forma tranquila, hablábamos, reímos, planificamos las actividades de los próximos 4 días y no se muy bien cómo, ya esta “liada”. Gritos, insultos, lloros… ¿Qué ha pasado?

Nos mirábamos todos, preguntándonos que es lo qué está sucediendo. Y cómo no, lo que suele ocurrir cuando estas encerrado en una casa durante cinco días con un grupo de desconocidos, cada uno tiene su versión…

Version de ella la mañana del primer día:
Durante el desayuno se forma un grupito, solo de chicas y…
– Es increíble lo bien qué estamos juntos, me encanta como me hace el amor, es inteligente, respetuoso, guapo, tiene dinero, esta separado pero los hijos ya son mayores, en fín, es perfecto, me tiene loca.
– ¿Cuánto hace que no lo ves?
– Estas navidades, estuvimos juntos un fin de semana en Sevilla y fue genial.
– ¿Y antes?
– Nos conocimos el verano anterior en casa de unos amigos, estuvimos juntos cuatro maravillosos días.
– ¿Y ya está?
– Sí, suficiente para saber que es mi gran amor, que estoy loca por él y él por mi. Vivimos lejos, en ciudades diferentes, pero el amor todo lo puede, ya veremos que hacemos o si yo me voy a su ciudad o él viene a la mía.

Versión de ella al día siguiente:
– ¡Es un desgraciado! ¡Un hijo de p…, un mamón! ¿Será posible? ¡Malnacido! -y todos los insultos que podáis imaginar-.
– ¿Pero qué le pasa? estábamos tan bien, si yo le quiero y se que él a mi también. Algo a pasado, seguro que es culpa de su amigo, claro, cómo se muere de celos. ¿Sabéis? en el último viaje lo rechacé y no me lo ha perdonado, seguro que le ha dicho algo. No hay otra explicación. ¡Se va a enterar!
– Hablare con los dos, lo aclararé, no dejare que nadie interfiera en nuestro amor.
– Es que era tan bonito, es tan bonito. -rompe a llorar- por qué siempre me pasan estas cosas, yo solo quería estar con él, ¿por qué no quiere?

Versión de él:
– El verano pasado me invitaron unos amigos a pasar unos días en su casa, convocaban a mas gente y podia estar bien, cuatro días de playa y con gente nueva, sobretodo mujeres.
Y allí estaba ella, nada más entrar me miro y ya no pude quitármela de encima, y claro, a quien le amarga un dulce. Sí, estuvimos juntos los cuatro días y bien, estuvo bien, pero ya está, no es mi tipo, además yo no estoy buscando nada serio, solo era eso, cuatro días de verano.
En navidad, me llamo y me dijo que estaría por mi ciudad, qué si quedábamos y sí, quedé con ella para tomar café, pero ya le dije que tenía mucho trabajo, que no tenía tiempo, en fin, me la saqué de encima por que ya vi claro lo que quería y yo no estaba por la labor. Ahora a sido terrible, hemos vuelto a coincidir y me ha montado un cristo increíble, se me ha propuesto descaradamente, en fin que no me la podía quitar de encima, yo iba a conocer gente nueva y no me dejó acercarme a ninguna otra mujer, con unos ataques de celos posesivos… ¡Pero no somos nada, y ahora menos, no quiero nada!
Ya se lo había dejado claro durante toda la mañana, pero no se daba por aludida. Y en la cena, no paraba, no me dejó otra opción y tuve que darle un desplante delante de todos. Pues ni con esas! Cuando me fui a la cama ya la tenia dentro. Es increíble, la verdad que así no! La eché, está fatal, está de atar.

Versión de otra invitada:
– Nada más llegar, nos marco el terreno a todas las que veníamos sin pareja, claro, nos dejo bien claro que él estaba con ella, que estaban súper enamorados y que ni nos acercáramos.
Todas dimos por hecho que estaban juntos, pero cual fue mi sorpresa, cuando vi que él empezaba a coquetear con todas las demás. No entendía nada, ella cada vez se iba poniendo mas tensa y al final exploto! Hizo un ridículo espantoso, yo sentí vergüenza ajena, pensé que cómo es posible que alguien con su inteligencia, con tanto éxito en los negocios, no se diera cuenta de lo patética que estaba siendo. Lo persiguió durante todo el día y se le insinuó en repetidas ocasiones, se le sentaba encima, le besaba, el solo hacia que rechazarla… terrible y bochornoso.

Versión del amigo:
En ningún momento él le ha dado a entender nada más, era un rollo y punto, además esta clarísimo que no le interesa lo más mínimo, él esta por otras cosas, tu ya me entiendes, hay carne fresca. Pero esta mujer es un incordio, esta fatal, en el último encuentro primero lo intento conmigo y al rechazarla se fue con él, está desesperada, se ha montado una película increíble, en serio, no entiendo a las mujeres, ya tiene una edad como para ir montando numeritos de niña adolescente.

Diferentes personas diferentes realidades. Como se suele decir, la realidad supera a la ficción.

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

By | 2017-03-02T12:09:26+00:00 Febrero 12, 2014|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X