¡Somos dos! Cada uno va a su ritmo II

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– En la última sesión nos quedamos en que estabas dando por hecho muchas cosas; que él siente lo mismo que tú, qué es tan rápido como tú, que le parece “bien” que le presentes a tú familia y a tus amigos tan pronto, que le de el mismo valor a la familia que tú…
– Sí.
– También comentamos que, antes de llevar una semana ¿ya sabias qué ibas en serio? Y que no necesitas mucho tiempo para saberlo. ¿no?
– Sí.
– Además… refiriéndote a las relaciones, que siempre es culpa tuya, que siempre lo estropeas todo.
– Sí.
– Si te parece vamos por pasos.
– De acuerdo.
– Antes de llevar una semana ¿ya sabias qué ibas en serio?
– Sí.
– Perfecto ¿y para él?
– La verdad, no lo se, creí que para él era igual, pero visto lo visto a lo mejor me precipité.
– Bien, ¿qué podrías hacer para saberlo a ciencia cierta?
– No lo se, lo más rápido sería preguntarle, pero…
– ¿Pero…?
– ¡Eso queda fatal!
– ¿Tú crees?
– ¿No?
– No lo se, dímelo tú.
– Tienes razón, a estas alturas menuda gilipollez.
– Bien, ya me contarás, pasemos al siguiente punto. ¿Cómo y cuándo sabes que una relación va en serio?
– Mmm… por lo que siento.
– ¿Por lo qué sientes tú?
– ¡Sí claro!
– Bien, ¿por qué más?
– Por nada mas, ¿qué no es suficiente?
– Eso es suficiente para saber solo eso, lo que sientes tú.
– Sí.
– ¿Y lo qué siente él?
– … -silencio-
– La relación es cosa de dos ¿estas de acuerdo?
– Sí.
– Entonces es importante que las dos personas sientan lo mismo. ¡Y digo las dos!
– Pero… yo creía que si yo lo sentía, es porque de alguna forma él también…
– ¿Él también…?
– Ya veo que no, no lo entiendo. ¿Cómo me puede hacer sentir así y no sentir él lo mismo?
– Porque son dos cosas distintas. Una cosa es cómo podemos hacer sentir a las personas y otra muy distinta es tener que sentirlo nosotros.
– No lo entiendo.
– Te pondré un ejemplo ¿Has jugado alguna vez ha contar historias de terror y le has hecho pasar miedo a alguien?
– Sí claro, es muy divertido.
– ¿Cómo puede ser divertido para ti, cuándo estas haciendo sentir miedo a los demás? ¿Lo ves?
– No me lo puedo creer, es cierto, no necesariamente uno tiene que sentir lo que le esta haciendo sentir al otro. ¡Que equivocada he estado!
– Exacto no “necesariamente” ahí esta la clave.
– … -silencio-
– Bien, ¿esto puede ser el motivo de los fracasos anteriores?
– Sí, creo que sí.
– Quiero qué pienses en todo esto y continuamos la próxima semana.

Continuará…

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

By | 2017-03-02T12:09:24+00:00 febrero 24, 2014|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X