¿Qué hago yo aquí?

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

Ufff, que sudores, por fin me desperté que sueño más horrible. Que pesadilla, y mi mal estar no tiene nada que ver con mi largo pelo blanco ni siquiera con las arrugas de mi rostro, ni con la flacidez de mi musculatura, esto son secuelas del paso de tiempo, entra dentro de lo natural, no, lo realmente terrorífico era…

¿Dónde estoy, qué es este lugar? No es mi casa, no me siento segura, ni cómoda, que esta pasando donde están mis cosas, han quedado reducidas a dos cajas, es imposible y mi biblioteca y mis discos, donde están todas mis cosas. Ya lo entiendo estoy en una residencia, sola, ¿y mi marido?… rompo a llorar al imaginarme que ya no esta.

¡¡¡Estoy sola!!! esto también forma parte de los ciclos de la vida, me costará pero lo puedo llegar a entender. ¡¡¡Pero esto no!!! socorro que pretenden que haga, por qué me tratan como si fuera una inútil, por qué me hablan como si fuera idiota, ¿por qué? Pero no saben quien soy… bueno quien fui, no, ¡que demonios! quien sigo siendo, sigo pensando, sigo sintiendo, sigo con mis plenas facultades mentales. Que mi cuerpo no responda como yo quisiera no es excusa para que me metan aquí, quiero salir, quiero volver a mi trabajo, aun puedo, aun puedo ser útil, pero ¿qué les pasa?

Quién a decidido por mi estar aquí, quien me ha preguntado, nadie. No entiendo nada. Llega la hora de la medicación, si no me la tomo hay represalias, mejor me la tomo, pero ¿qué es? yo nunca fui amante de la medicación por qué si, ¿qué me pasa, que tengo? para tener que tomar medicación, si pregunto no me toman en serio, me dicen que es por mi bien, qué sabrá esa chiquilla que es lo mejor para mi, no me conoce.

He de encontrar a alguien que me explique, tengo que saber, quiero saber, llega la hora de la psicomotricidad, vamos a jugar con una pelota. Pero será imbécil este muchacho, ¡¡¡que se ha creído!! luego toca manualidades, luego televisión, luego paseo por el jardín, por Dios cómo he llegado aquí.

Es injusto, no quiero estar aquí, y de golpe desperté, empapada en sudor, atormentada por los últimos recuerdos del sueño. De un sueño que aunque es solo eso, es por desgracia un preludio de lo que puede llegar a pasar. Eso si que me da miedo.

 

Montse Herrera

 
 

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

 

By | 2016-05-04T10:25:53+00:00 noviembre 21, 2014|autoestima, Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X