Érase una vez, preguntas cerradas y mentiras I

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– ¿Por qué me miente?
– ¿Cómo sabes que te miente?
– Porque no es la primera vez.
– ¿Ya lo había hecho antes?
– Sí.
– ¿Quieres decir que miente sobre el mismo tema o qué siempre está mintiendo?
– No, me refiero a un tema en particular.
– Ya veo, y ¿te miente de forma gratuita o le fuerzas a ello?
– ¿…?
– Si, de forma gratuita es que tu no le preguntas y el decide mentirte, forzarlo a ello es hacerle preguntas cerradas.
– ¿Preguntas cerradas?
– Si, imagínate que le preguntas ¿me quieres? Qué esperas que te responda.
– Ah, ya entiendo, evidentemente yo espero un “sí” desde luego, pero cabe la posibilidad de que también responda que no. ¿verdad?
– Si, y mi pregunta es ¿estas preparada para el No?
– (Silencio)
– Te voy a contar un cuento que leí hace muchos años.

Dicen que en tierras lejanas vivía un maestro con fama de dar respuesta a cualquier pregunta. Tal era su fama que iban a visitarlo desde todos los rincones del reino. Un día llego a él alguien que venía desde muy lejos buscando la verdad, se acercó al maestro y le pidió que le mostrara la verdad. El maestro guardo silencio y le dijo:
– Si lo que buscas es la verdad, hay algo que es preciso que tengas presente.
– Lo sé una irresistible pasión por ella.
– No. Una disposición absoluta a reconocer que puedes estar equivocado.

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

By | 2014-03-31T11:45:10+00:00 mayo 17, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X