Estoy perdida III

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

En la sesión anterior…

– Bien, ¿cómo estás?
– La verdad, sigo confundida.
– ¡Que desastre!
– No deja que me explique estoy confundida pero… de otra manera. Ahora tengo más claro casas que antes tan siquiera ni sabía que dudaba.
– ¡Que lio!
– Ya, pero la verdad mejor, confundida pero mejor.
– Bien ¿seguimos trabajando?
– Sí
– ¿Te parece que ordenemos cosas de la sesión anterior?
– Sí.
– El motivo fue que estabas perdida en el ámbito laborar. Vimos que tienes un montón de recursos, también descubrimos que detrás de un sueño hay proyecciones y que estas están ligadas a emociones.
– Correcto.
– Investigamos a estas emociones y nos dimos cuenta de ¿qué?
– De que, no es todo oro lo que reduce.
– Algo importante antes de tomar una decisión como esta antes de reinventarse hay que tener presente si el objetivo es ecológico o no.
– ¿Ecológico?
– Es un término que se utiliza en PNL y coaching, quiere decir que lo que deseas tiene que cumplir unos requisitos. A saber…

  • Requisito 1: tener en cuenta como el hecho de alcanzar ese objetivo influirá en tu vida y a los que te rodean.
  • Requisito 2: ¿qué te impide alcanzarlo?
  • Requisito3: ¿qué aspecto tuyo te lo puede impedir?

– Aquí están tus valores tus creencias, etc. que hacen que algo sea viable o no para ti y tu entorno.
– Vale, creo que lo tengo.
– Bien ahora después de esta semana que has tenido para mirar tu sueño, si te pregunto ¿sigue siendo tu sueño?
– La verdad no, es distinto.
– Muy bien, ¿por lo que ha salido algo más que te gustaría ser o a lo que te gustaría dedicarte?
– Sí.
– Entonces, podemos repasar estos requisitos uno por uno para ver si esta propuesta es ecológica para ti.
– Vale
– ¿Y qué tal?
– No falla en dos puntos.
– Perfecto, ahora depende de ti apostar por ella o no pero lo que cambia es que ahora eres consciente del precio.
– No, no me interesa.
– Bien, pues sigamos.
– Montse, tú crees que lo encontraremos.
– Evidentemente. Yo tengo la creencia de que todos nacemos con una virtud o muchas pero una sobresale de las demás.
– Silencio.
– ¿Conoces a los pitufos?
– ¡Los pitufos! Si claro.
– ¿Te has preguntado alguna vez porque se llaman como se llaman?
– No te entiendo.
– A mí me encantaban cuando era pequeña y reconozco que aun ahora me encantan, me fascina como en el momento de nacer un pitufo, papa pitufo ve tan claramente cuál es esa virtud que lo hace especial y que va a ayudar a toda la comunidad y sea lo que sea será respetado por todos, libre y feliz. Todos tienen su lugar y su importancia, pitufo cocinero, pitufo albañil, pitufo mecánico, pitufo poeta y así uno a uno.
– ¡Cierto! ¡No me había dado cuenta! Que fácil lo tienen ¿no? -Risas-
– Si, nosotros no tenemos a papa pitufo. -Más risas-
– Montse, la realidad es muy distinta, ya tengo una edad y tengo problemas económicos.
– A simple vista pueden parecer motivos de peso para abandonar ¿verdad?
– … -Silencio-
– Pero de la misma forma pueden servir para sacar la fuerza el ingenio y las ganas de superación no.
– ¡Ostras! Es cierto.
– Tú decides si sigues compadeciéndote, de lo que te gustaría y no tienes o por lo contrario buscar una solución, deduzco que al estar aquí estas en la segunda opción ¿no?
– Si, pero están fácil dudar.
– Lo sé, pero eso hace interesante el recorrido si lo tuviéramos todo tan fácil… Pues eso sería fácil, y por desgracia a los humanos las cosas fáciles no nos gustan, ya que siempre que estamos delante de algo fácil lo complicamos ¿no?

Continuará…

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

By | 2017-03-02T12:09:45+00:00 Agosto 23, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X