Homosexualidad y relaciones estables

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Montse, tú no sabes como es el ambiente gay.
– Quizás no, o tal vez sí. Si crees que es necesario, cuéntame.
– Mmm… es que me da vergüenza, tú no sabes, es muy oscuro.
– Dime en qué te puedo ayudar, ¿qué es lo que te preocupa?
– Como decírtelo, estoy cansado, harto, desilusionado…-Se queda en silencio, pensativo, cuando me mira y exclama- ¡sí, eso es!
– De acuerdo, pero exactamente ¿de qué estas cansado, harto y desilusionado?
– Del mundo gay.
– ¿Del mundo gay?
– Sí.
– ¿Te puedes explicar mejor?
– Si eres hetero es todo más fácil.
– ¿Tu crees? eso es una creencia. ¿no? (¿por qué será que siempre nos parece más fácil todo aquello en lo que no estamos implicados directamente?)
– ¿Una creencia? ¿Tú crees? Mira: chico conoce chica se le declara empiezan a salir y “voilá” ya lo tienes, son pareja, sin más complicaciones.
– Creo que eso es mucho decir, yo podría contarte muchas historias de chico no encuentra a la chica que quiere, chico que encuentra chica y es un desastre, chico encuentra chica empiezan a salir pero con muchas complicaciones. ¿Me sigues?
– De acuerdo, quizás para todos no es tan fácil, pero seguro que lo es mucho más que para un homosexual.
– Eso vuelve a ser una creencia. ¿Exactamente cuál es el problema?
– El problema es que ya tengo una edad y estoy harto de la noche y de la fiesta y de ir de aquí para allá, ¿sabes?
– No, no sé.
– No tener una relación estable, sólo un aquí te pillo, aquí te mato.
– A ver si lo he entendido bien, ¿lo qué realmente quieres es tener una pareja estable?
– Exacto.
– Y ¿cuál dices que es el problema?
– Que no es tan fácil.
– ¿Según tu no es tan fácil porque eres gay?
– Sí, exacto.
– Y cuál es el motivo, por el que hay tanta diferencia para conseguir pareja estable, entre un heterosexual y un homosexual .
– Por ejemplo. Yo conozco a un chico que me gusta, ¿sí?
– Sí.
– Y empezamos a conocernos, entonces es cuando yo le digo que quiero una relación estable, que no estoy buscando un rollo.
– Perfecto, es decir que cuando conoces a alguien que te parece interesante le avisas. Le dices que tú estás interesado en una relación estable.
– Sí.
– ¿Y?
– Resulta que te dicen que sí, que no hay problema, que ellos también buscan una relación estable…
– ¿…?
– Pero es mentira, al final siempre es mentira, te vas a la cama y si te he visto no me acuerdo. Estoy harto.
– ¿Y eso, es, según tu, la diferencia entre un homosexual y un heterosexual?
– ¡Claro! – Me dice, con cara de sorprendido-
– Entonces, aquí hay dos temas distintos, si te parece trabajamos primero uno y la próxima visita trabajaremos el otro. En primer lugar, me alegra darte buenas noticias.
– ¿Buenas noticias?
– Sí. Ya que si esa es la única diferencia, no existe tal diferencia.
– Qué quieres decir, no te entiendo.
– A los heterosexuales les pasa exactamente lo mismo.
– ¿…?
– Esa actitud o esa circunstancia no tiene nada que ver con la de la opción sexual. Me explicaré: La mayoría de mujeres que quieren tener una relación estable (aunque también he tenido algún hombre en la misma situación), me cuentan exactamente lo mismo. Ellas les dicen que quieren una relación estable, que quieren tener pareja. Y ellos dicen que sí, que es lo mismo que buscan ellos. Y una vez se han ido a la cama… si te he visto ya no me acuerdo. ¿Lo ves? no hay diferencia.
– ¿Me lo dices de verdad? – Me dice con cara de asombro-
– Sí.

Continuará…

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles.

By | 2017-03-02T12:09:39+00:00 septiembre 19, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X