Quiero adelgazar V

¿Qué puede hacer por ti el coaching terapéutico?

– Montse ahora que estoy adelgazando todo el mundo me dice que parezco enferma, que ha cambiado mi carácter, que no soy la misma… ¡¿Qué les pasa?!
– ¿Todo el mundo?
– ¿…? Déjame que piense… Sí, se podría decir que la gran mayoría.
– ¿Y tú qué opinas?
– No entiendo nada, ¿se han vuelto todos locos? ¿Cómo voy a parecer enferma si estoy estupenda?
– Y referente a tu carácter, ¿qué opinas?
– ¿Mi carácter, qué le pasa? Yo soy la misma, sigo sin entender nada. Es increíble, cuando estaba gorda todo el mundo se sentía con el derecho a juzgarme, todos eran expertos en dietas y no paraban de decirme lo gorda que estaba y que debería adelgazar. -Sus palabras suenan con una mezcla de amargura, tristeza, rabia y desesperación.- Y ahora tampoco están contentos, ahora a nadie le parece bien. ¡¿Qué demonios quieren?!
– Ya veo, si te pregunto si eres la misma persona o eres una persona nueva, ¿qué me dirías?
– Silencio… Que pregunta más rara, ¡soy la misma!
– ¿Estas segura? Tómate tu tiempo.
– Silencio, ¿Si soy la misma persona u otra distinta? No me lo había planteado.
– Y bien, ¿qué respondes?
– Depende.
– ¿De qué depende?
– Pues la verdad. -Se toma su tiempo para responder- soy la misma en muchas cosas y soy distinta en muchas otras.
– Bien, ¿podemos hacer una lista de ambas?
– Sí.
– Empecemos por las cosas que sigues siendo la misma.
– Sigo viviendo en la misma casa, sigo trabajando en mi trabajo, en mi DNI soy la misma, mi familia es la misma, mis aficiones son… Mmm… no, quizás estas también han cambiado.
– Perfecto, ahora pasemos a la lista de tu nueva tú.
– Tengo más ganas de salir, llevo ropa diferente, me siento mucho mejor, ya no me muerdo la lengua y digo lo que pienso, ya no como de la misma manera (ya no lo necesito)…
– Muy bien y ahora dime que ha pasado en el paso de la antigua tú  a la nueva tú.
– No te entiendo.
– Lo preguntare de otra manera. Qué has dejado de hacer y qué haces que antes no hacías. Qué ha cambiado en tu vida que haya repercutido no solo a ti, sino en los demás.
– Mmm, hay amigos que ya no lo son y tengo nuevos amigos… Rompí con mi pareja, hay cosas que antes me parecían bien o eso creía y ahora ya no las tolero, quizás han cambiado mis prioridades… ¡Ostras! – Exclama sorprendida –
– ¿Ostras?
– Si, no era consciente, sí que soy en parte distinta, para los demás, claro. Ahora lo entiendo.
– ¿En parte?
– Si, para mí no era tan evidente el cambio porque de alguna manera siempre he sido así pero a escondidas, quiero decir que no lo mostraba y ahora con este cuerpo me siento… como decirlo ¡más segura, con más fuerzas para mostrar lo que realmente soy! Ufff, nunca pensé que diría esto, y menos en voz alta. ¡Me siento libre!

Dando un enfoque diferente haces las cosas difíciles más fáciles

By | 2017-03-02T12:09:49+00:00 junio 18, 2013|Blog, En la consulta|0 Comments

About the Author:

Importante: Por cuestiones legales y éticas no puedo en ningún caso dar respuesta vía e-mail a personas que no sean pacientes sobre: recetas, posologías, hacer valoraciones y mucho menos dar diagnostico alguno. Para cualquier otra duda o comentario, estaré encantada de poder ayudarte.

Leave A Comment

X